<p style='margin:0px; text-align:center; font-size:16pt; font-weight:bold;'> You need Adobe Flash Player to see this video<br><br> <a href='http://www.macromedia.com/go/getflashplayer' style='text-align:center; font-size:16pt; font-weight:bold;'> Get the Flash Player</a></p>
Search in Videos, Members, Events, Audio Files, Photos and Blogs Search
jakeline ruiz
e.motion

Jakie Ruiz|Mexico

Cuando VERDADERAMENTE CREES que Dios NO tiene límites...Puedes tener la VALENTÍA para AVANZAR!


My Prayer

La sana enseñanza no distorsiona la Palabra de Dios ni divide a la iglesia. Mas bien, une a los creyentes y edifica el cuerpo de Cristo para que sus miembros cuiden unos de otros y hagan |more

Join in Prayer

Community ads


Jakie Ruiz Jul 05, 2011 2 Comments

La cuestión del lenguaje inapropiado no era tema de debate en la iglesia de Efeso. Pablo instruyó a los creyentes diciéndoles que una de las formas en que debían responder a las bendiciones de la redención y de la nueva vida en Cristo era cuidando su manera de HABLAR. Si nos referimos a la variedad de formas en que nos herimos y nos destruimos unos a otros, nuestra lengua puede asemejarse a una navaja suiza, con herramientas de múltiples filos. Las actitudes como el enojo, la irritación, la frustración, la impaciencia, la decepción, el estrés, la culpa, la inseguridad, fomentan el lenguaje perjudicial. Y cuando somos cortantes con nuestras palabras, herimos y dañamos a amigos y desconocidos. Murmuración, calumnia, jactancia, mentira son palabras desagradables que lastiman en vez de sanar o dañan y dividen. Nuestras expresiones deben estar gobernadas por términos que transmitan amor y el poder sanador del perdón, la misericoria y la verdad. Como seguidores de Cristo, que las palabras que broten de nuestro corazón y que salgan por nuestra boca sean una fuente de agua viva. Después de todo, ¿dónde estaríamos si Jesús no nos hubiese expresado palabras de amor y de gracia perdonadoras? "Señor, oro por cada uno de mis hermanos que leen éstas líneas para que escojan usar expresiones que te glorifiquen a Ti. Llena sus corazones con tu Espíritu y tu verdad, para que lo que se desborde de sus bocas sean palabras de vida y no de muerte. Coloca un celador sobre sus bocas, para que toda tentación de blasfemar, o usar palabras negativas, crueles, hirientes, indiferentes, sin amor o sin compasión, perfore su espíritu y haga que se sientan incómodos. Te suplico que el lenguaje obsceno o sucio sea tan extraño para ellos, que si palabras de ésta clase se encontraran en sus labios, sean como gravilla en sus bocas y las rechacen. Guárdales de ser enlazados por las palabra de sus bocas. Que sean prontos para oír y lentos para hablar, para que su lenguaje esté siempre sazonado con gracia. Capacitanos para saber cómo, cuándo y qué hablar a cualquiera en toda situación. Ayúdanos a siempre pronunciar palabras de esperanza, salud, exhortación y de vida, así como cumplir el propósito de no pecar con nuestras bocas para que todos aquellos que nos escuchen sean siempre bendecidos, en el nombre precioso de Jesucristo, amén"